domingo, 4 de diciembre de 2011

Me extraño

Algunos ya conocereis esto ya que es la iniciación de mi libro, pero hoy, mientras me escarbaba dentro intentando encontrarle nombre al sentimento que me martilleaba el pecho, me di cuenta de que esa sensación ya la conocía y es la que os cuento ahí... los años han pasado y pocas cosas han cambiado, unas están bien así, otras ya va siendo hora de que las cambién o de encontrame al fin...

Me extraño

Me siento seco como la rama de mi poema, seco de
literatura, de inspiración, sin motivación alguna… siento
que los tiempos venideros se me plantan cuesta arriba,
que las personas que quiero las quiero por no poder dejar
de quererlas y a la que amo la amo y aun sin haberme
metido en sus piernas… soy un bohemio sin genio, sin
sentido por el cual vagar en busca de su sueño, soy lo
que hace poco odiaba y ahora me ansío encontrar para
contarme que yo mismo me necesito… para pedirme a
gritos que me vuelva pronto a visitar… me extraño y si,
lo sé, suena extraño… pero no lo puedo evitar.

JL13

jueves, 1 de diciembre de 2011

A la niña de ojos cobardes


A la niña de ojos cobardes

Aquel lugar que tantas veces nos vio,
aquel que nos escondió,
que nos refugió,
aquél mismo lugar hoy nos despidió.

Y este mismo punto y aparte
que hoy nos tortura,
quizás sea el que retome
algún día nuestra aventura.

Desvivete sin mi y sin vivirte,
viviendo por los demás sin redimirte,
pecando de generosa enmascarada,
con esa mascara de cobarde desmesurada.

Criatura que huyes hoy al galope,
descalzando de montura a mi y a mi trote,
de seguirte de lejos hoy luzco miope,
de lucir en la sombra preciso hoy que me arropen.

Y no sufras que no he de odiarte,
no al menos mas de lo que tu te odiarás,
de los lamentos que habrás de hacerte,
de las palizas que te darás.

No sufras niña de ojos cobardes,
que nuestros ojos lluviosos
se despiden hoy por si mañana es tarde.

No temas niña de ojos verdosos,
yo seguiré soñando con que nuestro cuento al terminar,
tendrá guardado para nosotros algún día un bonito final…

JL13

Entre la intención y el sueño

Buenas compadres y comadres! Liado por el gran Manuel Sekanero he acabado por estos lares y ando viendo como va un poco esto, dejo algo que escribí ayer para estrenar esto y espero pasar a menudo para contaros cosillas. Un abrazo a tod@s!
Entre la intención y el sueño.

Tengo un corazón adulterado
que se empeña en retozar solo a su lado,
que se sube a cabalgar a su costado
y se pierde donde empieza mi intención.

Este corazón que maniatado
no me trae bien los recados del mercado,
que se desboca coceándome el arado,
el que gasto intentándola sembrar.

El mismo que me deja en la estacada
cuando bajo a pretenderle la mirada,
cuando canto en soledad a su ventana,
la que pinto por no poderme acercar.

Y tengo un pensador que es mas sensato
que mi mismo corazón que con dos hatos,
va vistiendo el vestidor con las verdades
y muriendo a cada golpe del reloj.

JL13

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Agotado

Y os dejo otra por aqui para que no esté tan frio esto!

Agotado

sin aliento, sin razón, sin descaro…
fatigado…
por tenerte que esperar, por los dados…
por la suerte que hoy me ha dado de lado,
por los años que van ya bajo tus palos…

Sin sentido todo esto que as matado,
sin tener un buen por que
ni un mal hablado…
sin coherencia dijiste que hubiera paciencia
y la paciencia de esperar se ha suicidado…

Desolado, decepcionado,
tanto o mas para contigo,
que va tocando pensar un poco mas conmigo.
Es ya el momento de pautar mis movimientos
lejos de tus cantos de sirena,
es ya la hora de soltar lastre en mi soga
y de volcar mi reloj de arena…

Mi sombrero

Y otra mas que tenía por ahi guardada y así le acabo de dar color a esto por hoy :)

Mi sombrero

Me desprendo de mis ropas,me acomodo,
pa escupir toda la mierda
que me brota por los poros.

Pa gritarte ahora mismo si pudiera,
que te amo como ayer,
mas aún de lo que quisiera.

Pa decirte que hoy sigo aquí sentado,
como ya lo estuve ayer,
con la misma tinta en mis manos.

Que hace mucho que no escribo despreocupado,
sin pararme a analizar la rima,
ni la métrica, ni al soldado.

Hace mucho que no escribo enojado,
triste y roto cual juguete maltratado,
mojado, como el triste charco baldeado.

Pero hoy,
recordando la despedida lluviosa me reitero,
que tu sigues siendo feliz sin mi sombrero,
sin llevarme en tu cabeza y no pa cubrir tu pelo.

Por que hoy,
indagando entre tus cosas me lo creo,
por que te he visto reír rodeada de su vuelo,
por que ya no te hago falta,
ni yo, ni mi sombrero…